¿Por qué la música es clave para el desarrollo de tu hijo?

La música es una parte esencial del desarrollo de cada niño. Una gran canción a menudo puede iluminar sus ojos, animarlos a moverse y bailar, e incluso ayudar a inculcar un sentido de confianza. Y no termina ahí.

Los estudios han demostrado que la música puede ayudar con las habilidades del lenguaje, desarrollar habilidades motoras finas y mejorar el coeficiente intelectual general. He aquí un vistazo a seis maneras que un niño puede beneficiarse de crecer con la música:

1. La música cultiva a los pequeños aprendices. Music Matters, un informe de la Coalición de los Estados Unidos para la Educación Artística, destaca cuatro maneras en que la música puede ayudar a los niños a aprender: Puede mejorar las habilidades motoras finas, preparar el cerebro para el logro, mejorar la memoria e incluso mejorar el razonamiento abstracto. ¿Qué mejor razón para hacer espacio para ese piano?

2. La música podría ayudar con su tarea de matemáticas. Mientras que Baby Mozart puede no ser un cambio de juego, la música clásica es matemática. Según el Parenting Resource ParentMap, las muchas notas y ritmos crean "neuro-vías fuertes a través de patrones musicales que luego se suman a las habilidades matemáticas más altas".

3. La música puede mejorar la alfabetización. "La forma en que procesamos el sonido musical es la misma manera en que procesamos el habla", dice Susan Hallam, profesora de educación en el University College de Londres. Debido a esto, los niños que toman lecciones de música pueden mejorar sus habilidades de escucha y, a su vez, mejorar la forma en que procesan el lenguaje.

4. La música puede aumentar el coeficiente intelectual general. Los estudios han demostrado que aprender a tocar un instrumento puede tener un efecto duradero. Según Jessica Grahn, neurocientífica cognitiva en la Universidad de Western Ontario, los niños que tomaron lecciones de piano durante un año - junto con la práctica consistente - vieron un impacto de IQ tan alto como tres puntos.

5. La música inspira un espíritu creativo. Ya sea que esté componiendo las letras de las canciones o bailando al ritmo, sus hijos aprovecharán su espíritu creativo interior. Como lo explica el Conservatorio Real de Música, existe una "marcada diferencia en la comunicación inter-hemisférica (comunicación entre los lados derecho e izquierdo del cerebro) en individuos con formación musical". Se cree que esta mayor conectividad fomenta la creatividad.

6. La música genera confianza. Como padres, queremos hacer todo lo posible para ayudar a aumentar la confianza de nuestros hijos. Con la música, los niños pueden expresarse, mejorar sus habilidades y practicar actuando frente a otros.

¿Listo para traer más música a casa? Aquí hay algunas maneras divertidas de agregar música a sus actividades diarias:

• Cante sus historias de la hora de acostarse: Cinturón de libros clásicos de imagen, como Cinco Patos Pequeños o Twinkle Twinkle Little Star .

• Jugar una ronda de karaoke de coches: Encuentra una canción que todos puedan cantar a lo largo de (y no se dará cuenta de la duración del viaje en coche).

• Añada una canción a las rutinas de los niños: Cree canciones divertidas y tontas para cantar mientras se cepilla los dientes, limpia sus juguetes y se viste para ir a la escuela.

• Trate de relajar la música de spa antes de acostarse: Esto ayudará a los niños a relajarse mientras se relajan.

• Visite una tienda de música: diríjase a su tienda local y vea los variados instrumentos.

• Mezcla en la cocina: Coge una olla y una cuchara de madera para ayudarles a practicar tambores a golpes.

• Organice una salida musical: La Orquesta Sinfónica de tu ciudad a menudo organiza sinfonías para niños, o visita una ópera o un musical familiar.