Los tres cerebros de tu hijo

Aunque parezca que tu hijo solo tiene un cerebro...¡en realidad tiene tres! En ocasiones, los tres cerebros actúan juntos de una forma maravillosamente coordinada pero, en otras, una de sus partes predomina. La crianza de tus hijos y la respuesta a sus reacciones influyen mucho en la activación de una parte u otras de su cerebro.

El sistema de crianza tendrá un gran impacto según estás tres regiones cerebrales (la racional, la mamífera y la reptil) influyan en la vida emocional de tus hijos a lo largo de su vida. ¿Serán atormentados por el sistema inferior (reptil) que causará repetidamente impulsos primitivos de defensa y agresión? ¿O se sentirán tan heridos que desconectarán los sentimientos de amor y necesidad del cerebro mamífero, viviendo su vida de una forma excesivamente racional, incapaces de entablar relaciones íntimas? ¿O su cerebro racional cooperará con los sistemas emocionales del cerebro mamífero de una forma que les permitirá disfrutar del máximo nivel de inteligencia social y del grado más profundo de compasión y solidaridad humanas?


EL CEREBRO RACIONAL

El cerebro racional es el cerebro superior, también conocido como "lóbulos frontales" o neocórtex. En términos evolucionistas es la parte más reciente del cerebro, que equivale al 85% de la masa cerebral total y envuelve las partes más antiguas. Es en los lóbulos frontales del cerebro infantil donde una crianza de comunicación afectiva ejerce un impacto positivo. 

Sus funciones y capacidades incluyen:

  • La creatividad y la imagiinación
  • La capacidad de resolver problemas
  • El razonamiento y la reflexión 
  • La conciencia de sí mismo
  • La bondad, la empatía y la compasión


EL CEREBRO MAMÍFERO

El cerebro mamífero también denominado cerebro emocional, cerebro inferior o sistema límbico, esta región tiene prácticamente los mismos sistemas químicos y la misma estructura que las demás especies mamíferas, como los chimpancés. Desencadena emociones fuertes, que el cerebro racional ha de poder denominar. También ayuda a controlar los impulsos primitivos de huida o lucha. Esta parte del cerebro activa:

  • La ira
  • el miedo
  • la angustia de la separación
  • el cuidado y la crianza
  • las relaciones sociales 
  • el juego
  • el impulso explorador
  • la lujuria en los adultos


EL CEREBRO REPTIL

El cerebro reptil es la parte más profunda y antigua del cerebro humano, apenas modificada por la evolución. Los seres humanos compartimos esta parte del cerebro con todos los demás vertebrados. El cerebro reptil activa comportamientos instintivos relacionados con la supervivencia y controla funciones corporales esenciales para la vida, que incluyen:

  • el hambre
  • la digestión y la eliminación de alimento
  • la respiración
  • la circulación
  • la temperatura corporal
  • el movimiento, las posturas y el equilibrio
  • los instintos territoriales
  • el instinto de huida o lucha